Trébol ecológico para germinar a granel Ver más grande

Trébol ecológico para germinar a granel

Nuevo producto

Comer germinados es incorporar energía a todas las células del cuerpo, favorecen la salud y alargan la vida. Son más nutritivos que las verduras, más digeribles que las frutas, más revitalizadores que las hortalizas; los germinados son un alimento natural y único que debemos incluir en la dieta para conseguir un estado de salud inmejorable.

Más detalles

2,50 € impuestos inc.

La germinación "es el proceso por el cual una semilla se transforma en planta". Todas las plantas pasan por un período de germinación, pero no todos los germinados son comestibles. Los germinados son de los pocos alimentos que comemos vivos, lo que aumenta mucho su valor nutricional y representan una opción eficaz a los problemas nutricionales modernos. Los alimentos naturales y principalmente los germinados, utilizados correctamente, facilitan la eliminación de las toxinas y residuos acumulados en el cuerpo y ayudan a evitar enfermedades.

Algunos beneficios de los germinados son: *Favorecen los procesos de desintoxicación, depuración y eliminación de residuos.*Fortalecen el sistema inmunitario.*Son antioxidantes, combaten los radicales libres.*Estimulan las secreciones del páncreas.*Facilitan la digestión, activan la regeneración y desinflamación del aparato digestivo.*Mejoran el funcionamiento intestinal, alivian el estreñimiento, fortalecen el intestino y la flora intestinal, ayudan a eliminar gases y desechos.*Reducen el índice de colesterol.*Fortalecen el sistema nervioso.*Ayudan a mantener la flexibilidad de las arterias y la vitalidad de las glándulas.*Retrasan el envejecimiento, ya que sus componentes permiten que las células del cuerpo se mantengan jóvenes durante más tiempo.*Favorecen el metabolismo por su acción reconstituyente.*Están recomendados en casos de anemia por su riqueza en clorofila y para personas con el estómago delicado.

Los germinados son una importante fuente de vitaminas A, C, D, E, Calcio, Magnesio, Fósforo, Potasio, Sodio, Silicio y todo el complejo B. También contienen proteínas completas con todos los aminoácidos esenciales; de 100 gr. de germinados, más del 70% es proteína pura. Los aminoácidos esenciales tienen gran importancia en la dieta porque el cuerpo no los produce y pueden ser ingeridos a través de los alimentos.

Las semillas que más se utilizan para los germinados son las de los cereales y las leguminosas. Aunque no recomendamos los de legumbres ya que son menos digestivos si tenemos la flora intestinal en mal estado o al menos hasta que la regeneremos  Los germinados, aunque se pueden consumir crudos, es aconsejable cocerlos un minuto o darles un hervor de unos segundos.

SEMILLAS PARA GERMINAR DE PROCEDENCIA ECOLÓGICA:

Cómo hacer los germinados.

Hay muchos métodos para cultivar en casa, se puede escoger entre un tarro o jarra de cristal, una bandeja o una germinadora.

Para germinar en un tarro es mejor que éste sea de boca ancha para poder introducir la mano para sacar los brotes ya maduros. Además se necesita una gasa de algodón o cualquier otro material aislante, que no sea tóxico y que facilite la ventilación. Úselo para cubrir la boca del tarro y ponga una goma o un cordón alrededor de aquella para sujetarlo firmemente.

La cantidad de semillas para colocar en el tarro no debería ocupar más de una octava parte del recipiente, dado que al desarrollarse, los germinados aumentan de tamaño, sobre todo los de alfalfa -un kilo de semillas de alfalfa produce ocho kilos de alfalfa germinada-.

Remoje las semillas en el recipiente elegido -tapado con el paño- durante el tiempo necesario según se indica a continuación:

alfalfa, trébol rojo, rábano, mostaza: 6 horas

lentejas, fenogreco, judías mungo: 8 horas

trigo, centeno, azuki, garbanzos, soja, girasol: 12 horas

Después de remojar las semillas, escúrralas bien y manténgalas en un lugar tibio y oscuro(dentro del horno por ejemplo). Enjuague las semillas dos veces al día, salvo en el caso de la soja que necesitará cuatro veces al día para no echarse a perder. Coloque el recipiente inclinado boca a bajo para que drene bien el agua a 45º de inclinación sobre un bol y con una gasa de algodon, o tela mosquitera. El tiempo que necesitan las semillas para germinar oscila entre los dos y los seis días, transcurrido el cual deberán colocarse las semillas en un lugar fresco con luz indirecta para inducir la clorofila. Durante el proceso de germinado, las cascarillas de algunas semillas se desprenden. Es importante que les quite las cascarillas a los germinados de alfalfa y rábano porque se descomponen muy fácilmente. Para ello coloque los germinados en una recipiente grande lleno de agua y agítelos para que se desprendan las cascarillas.

© Luz y Tierra Málaga 2016

8 other products in the same category

20 productos más en la misma categoría:

Anterior
Siguiente