Contienen la fibra, minerales y vitaminas que nuestro cuerpo necesita. Sin embargo, Todas las frutas, consumidas en exceso, enfrían el cuerpo. El exceso de sodio en nuestra dieta hace que necesitemos equilibrarlo con un exceso de potasio, como es el caso de esta y todas las frutas. Sin embargo, consumidas en exceso enfrían los riñones. Se recomiendo pues no ingerir o reducir la ingesta de proteina animal que es muy alta en sodio para evitar desmineralizar el cuerpo con exceso de frutas y que nos dejará los riñones fatigados, con poca fuerza y sin la energía constante y sostenible proveniente en dietas de granos, legumbres y verduras variadas. Mira en nuestra sección recomendaciones para tu bienestar. También puedes mirar como cocinar las frutas para que no enfríen tanto en el apartado recetas

Según el resultado que busquemos para nuestra salud escogeremos.

Verduras redondas y de raiz: Cocinadas de forma apropiada generan dulzor en nuestro plato

Verduras de hoja verde: Cocinadas de forma apropiada generan vitaminas y clorofila sufienciente

Frutas estacionales. Cocinadas el cuerpo las nutrirá mejor, hinchará menos el organismo y nos aportará el dulzor que nuestro cuerpo necesita.